El Método Feldenkrais se practica a través de dos modalidades principales:
las lecciones de autoconciencia por el movimiento (ATMs)
y las integraciones funcionales (IFs).
ATMs

Clases de Autoconciencia
a través del Movimiento

(awareness through movement)

Son una serie de lecciones diseñadas para mejorar la conciencia y el control del movimiento.

Las lecciones consisten en la realización de secuencias de movimientos lentos, sencillos y poco habituales en los que la persona comienza a darse cuenta de cómo hace uso de su cuerpo (y de sí misma) a través de su atención. Estos movimientos tienen un sentido lógico, ya que forman parte del desarrollo psicomotor humano o de una función concreta. Apelan directamente a nuestra corteza sensoriomotora y a la capacidad del cerebro de reorganizarse (neuroplasticidad cerebral).

A través de una práctica amable y respetuosa, el sistema nervioso aprende, va desechando patrones antiguos que se muestran poco eficaces y va adquiriendo otros nuevos más coherentes con la situación actual y que aportan una sensación de bienestar y autonomía.

Hablamos de “lecciones” porque se trata de un proceso de aprendizaje que tiene lugar en el cerebro y en el cuerpo.

Cada lección tiene múltiples variantes para permitir a los estudiantes explorar diferentes opciones de movimiento y encontrar la forma más eficiente y cómoda de moverse. Hay miles de lecciones de ATM, lo que significa que cada clase es única y ofrece oportunidades de aprendizaje individualizados.

Las lecciones de Feldenkrais son extremadamente seguras y adecuadas para personas de todas las edades y habilidades. No requieren experiencia previa.

Desde el inicio aportan cambios positivos produciendo sensación de bienestar, disminución de tensiones físicas y mejora del movimiento.
IFs

Integraciones Funcionales

Las Integraciones Funcionales (IFs) son la otra modalidad del método, una experiencia de aprendizaje adaptada a las necesidades específicas individuales.

Son lecciones que se realizan con la persona relajada sobre una camilla sobre la que se realizan movimientos suaves, lentos, agradables, que llevan información relevante a su cerebro (corteza sensoriomotora) para que pueda mejorar aspectos de su organización corporal.